El Señor Smith y el Culto de los Elegidos.

Las tres películas de Matrix de los hermanos Wachowski nos han dado una nueva terminología, una nueva conciencia sobre los poderes del control y el programa o red que manipulan sobre nosotros llamado Matrix. Estas películas son muy certeras.

El señor Smith y los agentes de la película son los obsesivos [1] fascistas 3-D [2] que intentan subyugar a los humanos para su programa, empleando violencia, amenazas, implantes y vigilancia.

Y los seres demoníacos del mundo interior (los ghouls [3] ocultos) que nos rodean son como los Calamares [4] de la película, que intentan establecer el imperio del mundo de las máquinas.

La razón por la que los que controlan el mundo necesitan controlar es porque para ellos funciona como un mecanismo para evitar la muerte, porque ser importante, estar por encima de la ley y atormentar a la gente, les permite sentirse especiales, más allá del destino de la gente corriente, que es morir. Es el culto del Elegido—Aquel o aquella que cree ser selecto y especial.

La necesidad del señor Smith de replicarse a si mismo  y abducir otros cuerpos humanos es en parte su propio engreimiento ególatra [5], y en parte su anhelo de inmortalidad. Replicarse en más seres humanos hace al señor Smith más grande, más seguro y más inmortal.

Morfeo y su tripulación están en un mundo [tipo] Camelot [6], no en el mundo 3-D del Agente Smith, y tanto parte del mundo ghoul de los Calamares. Smith sabe que Morfeo y su gente tienen algo que el no, pues son humanos semi-divinos, valientes y humildes. Trinity exhibe cualidades sobrehumanas, puede desafiar la gravedad y correr por las paredes lejos del suelo, y consigue devolver a la vida a Neo cuando le disparan en la habitación 303 [7], y más tarde es él quien la revive cuando le disparan.

Smith quiere esos poderes semi-divinos, quiere los códigos del ordenador central en Zion para escapar hacia una vida mejor.

El deseo de inmortalidad es la clave para entender a los fascistas y a los que controlan el mundo en secreto, quienes por supuesto, están apoyados, protegidos y vinculados con los ghouls de los mundos demoníacos interiores, los cuales están cerca pero permanecen invisibles para la mayoría, sin embargo su poder es muy fuerte y real.

Los que controlan el mundo en secreto, los Elegidos y los ghouls están estrechamente relacionados, son las fuerzas del imperio del Quinto Reich [8], el Reich oculto. Por ejemplo, la Reserva Federal [9] es parte del Quinto Reich.

Los ghouls de los mundos interiores están siendo destruidos en gran número por las fuerzas celestiales, en parte para liberar a las personas, y en parte para que la oscuridad  humana sea revelada. Una vez los ghouls hallan desaparecido, los humanos oscuros se sentirán más inseguros y por tanto manifestarán su fascismo incluso más abiertamente.

Y la droga de la inmortalidad fingida y del deseo de ser especial es la clave para entender Matrix, y eventualmente escapar de ella. Sé valiente, sé humilde, sé nada, evita el glamour y el estatus.

Smith y sus agentes persiguen la luz en Trinity y Neo y los ghouls de los mundos interiores hacen lo mismo. Su dimensión es fría y oscura, necesitas gafas especiales para ver en ella—gafas etéricas [10] de visión nocturna, por lo que a los ghouls les atrae el calor y la inmortalidad de la luz.

Y aunque no poseemos esa luz semi-divina, tenemos suficiente con empujarlos hacia ella, donde se fríen y los destruimos por decenas de millones.

Y el destino de los Nazis y el culto del Elegido también irá hacia la luz, como Smith hace en la película, y ellos también serán atraídos hacia su destrucción. No sobrevivirá ni tan siquiera uno. No es algo que sucederá de la noche a la mañana, Hitler duró doce años, pero su final está definido—pre-escrito.

La última vez, escribí sobre Matrix y la necesidad de una profunda serenidad, y esta vez de la inmortalidad y el deseo de ser especial, y como dije, la próxima será Matrix y el dinero—estará bien. Stuart Wilde (www.stuartwilde.com)

© 2011 Stuart Wilde. All rights reserved.

Notas

[1] Anal (personality) retentive, obstinada obsesión.
[2] 3-D, el mundo que conocemos como real.
[3] Ghouls, entidades “demoníacas” conscientes de fuera de este mundo 3-D, también llamados transdimensionales.
[4] Squiddies, las naves robóticas que persiguen humanos (y sus naves) el mundo “real”.
[5] Self-important ego-trip.
[6] Camelot o Tolemac (escrito al revés), es un mundo, realidad paralela, según teoría del universo holográfico multidimensional.
[7]  El número 33 (habitación 3 0 3) es importante por su simbología numérica: la edad de Cristo (muerte y resurrección), el grado supremo de la masonería, y el Iniciado según un libro del propio Stuart Wilde, Infinity Self: 33 Steps to Reclaiming Your Inner Power.
[8] The Fifth Reich, Stuart Wilde llama Cuarto Reich al imperio Norteamericano.
[9] The Fed o The Federal Reserve, La Reserva Federal, el Banco Central de EEUU, supuestamente independiente y aparentemente lobby de la banca privada. En concreto está hablando de los rescates (bailouts) gubernamentales a la banca que se produjeron en EEUU, pero también en Europa.
[10] Etheric, campo de fuerza sutil, también llamado aura, normalmente invisible a plena luz del día.

 

Los Momentos Mágicos de Storyly

Anuncios