Category: individualidad


The thing is, they make you believe you’re gonna feel better if you buy that shit, rather than get stuff you actually need. They no longer need to  persuade you to buy anything in a rational, straight way. Actually quite a lot of time ago, even before you were born.

The “rational” argument sneaked into your mind is “I’ll feel better if I have this”, so an emotional connection is created between you and that shit. Bingo! Isn’t it cool?

No, thank you. Maybe next time. Or maybe I’ll be smart enough.

Edward Bernays, not casually Sigmund Freud‘s nephew, understood this. He took the idea of propaganda and re-labeled it as public relations. The rest is history. The history THEY created, but just for you. Keep dreaming.

Or do yourself a favor and wake up. Just check it. Seriously, didn’t you already know this?

Disculpa un momento, ¿mejor así? Despertemos de una vez. Ya es hora.

Los Momentos Mágicos de Storyly

Si todo es una ilusión: lo que pasa, tu enfado, esta vida…
Relájate y disfruta del amor: del tuyo, del mío…
Del universo experimentando sobre si mismo,
esa es la ilusión: abrázala, traspásala,
no resistas… y ríndete, ámala.

Abrázate, ámate…
Continúa leyendo »

Tal vez esos instantes de felicidad que vivimos lo son debido a su brevedad. Cuando te sientes bien es fácil perder la noción del tiempo, pero es igualmente fácil que cualquier hecho haga cambiar nuestro estado. Más pronto o más tarde ocurrirá cualquier cosa que perturbe esa felicidad. Y eso tiene un punto en común: nos situamos de nuevo en la sensación de tiempo creada por la mente. Sabemos que la sensación del paso del tiempo es totalmente subjetiva, aunque es cierto podemos medirlo objetivamente. Lo mismo ocurre con el espacio, es cuantificable pero subjetivo: las distancias y tamaños no siempre las percibimos igual, simplemente recuerda cuando éramos pequeños, cuando nos desplazamos de un lugar conocido a uno nuevo… Objetividad contra subjetividad, razón contra percepción, ciencia contra religión. Nos han enseñado que las leyes de la ciencia son rígidas y nuestra consciencia inestable, que las leyes nos gobiernan en todos los sentidos y determinan la realidad. La ciencia es, pues, la religión mayoritaria, imparable e irrefutable. Y nos lo hemos creído. Hasta ahora.

Continúa leyendo »

A %d blogueros les gusta esto: