La eternidad está hecha de minutos, de todos los minutos bien vividos. Aprovecha tus minutos. En un minuto te cambia la vida, o mejor dicho, en cada minuto cambias tu vida, porque todas y cada una de tus acciones u omisiones tomadas en cada minuto, causan cambios en tu vida.

La eternidad es realmente el momento presente, el único que verdaderamente existe. Quizás el error más habitual es tratar entender la eternidad, el infinito, como cifras de proporciones inimaginables. Nos han enseñado así, y es como la mente funciona, simplificando para poder comprender, o más precisamente crear, la realidad a su manera, que no es más que reducir y etiquetar. Al filtrar la realidad y hacerla pasar por el embudo mental, inevitablemente una parte queda fuera. Siempre quedan granos de arena pegados en el interior y otra parte cae fuera del recipiente. El ahora es mucho más.

relojLa neurociencia nos cuenta que lo que percibimos como ahora comprende unos 3 segundos, y lo que es más, ese presente está situado ligeramente en el pasado. Esto es, exactamente como el tiempo empleado por el estímulo nervioso en recorrer la distancia desde los células sensitivas hasta las neuronas cerebrales que traducen ese impulso en información. Es decir, para tener sensación de inmediatez, ese tiempo es ignorado por la consciencia. Mejor dicho, creamos tiempo hacia atrás, y vivimos literalmente en el pasado, aunque para nosotros no lo parece.

Realmente somos esclavos del tiempo mental, y sólo transcendiéndolo podemos estar en el ahora. Esta es la verdadera eternidad, el presente inmutable, infinito. Todo lo que hemos vivido, sentido, creado, como es el miedo (reactivo) y por supuesto el amor (proactivo). Los motores que impulsan la vida. Los dos extremos de la cuerda de la vida. Y esos instantes maravillosos no mueren, están situados en el eterno ahora, aunque los sintamos como pasado o podamos anticiparnos al futuro. Quizás lo que estamos sintiendo es lo mismo que tantos otros ya han hecho, a lo largo de nuestra terrible, y apasionante a la vez, historia, y de aquellos que no queda ni el recuerdo. No es necesario, el recuerdo es crear tiempo. Tal vez ello sea lo que conocemos como reencarnación.

Sabemos con bastante claridad lo que es el miedo, al menos lo que significa para nosotros, pero ¿qué es el amor? Podemos dar infinidad de definiciones, pero ninguna completa. Como Brendan C Clarke dice, el amor nos define. Si es así, la búsqueda ha terminado. Eso es la inmortalidad.

“Disfruta hoy, es más tarde de lo que crees.”
Proverbio chino.

 

Los Momentos Mágicos de Storyly